Blog que repasa la actualidad taurina de Almería, Andalucia y España. La opinión crítica e independiente sobre el mundo de los toros. Por Alberto Gutiérrez.

2 de abril de 2009

Competencia entre los toreros


Antiguamente, los toreros combatían por el mando de la fiesta aferrándose a festejos en los que se las veían con reses de ganaderías legendarias o con los diestros que en ese momento les disputaban el trono. Era competencia en estado puro. El run run de las plazas que hoy sólo vemos, de cuando en cuando, en la plaza de Las Ventas.

La confección de los carteles de hoy día va en contra de esta competencia que apasionaba a los públicos de no hace tanto tiempo. Ahora, las figuras actúan sin la presión de esa afición que exige manos a manos de interés verdadero o gestas que deberían ser habituales cada año. Ocasionalmente, algún torero de tronío se ciñe el traje de luces para lidiar victorinos frente a dos toreros modestos, nunca junto a otra figura.

Vayamos a ejemplos claros de toreros que han rehuido esta competencia: Enrique Ponce y José Tomás. ¿Cuántas veces han actuado juntos? Poquísimas. También José Tomás y Miguel Ángel Perera. El año pasado torearon en Cuenca, pero como decía Javier Villán, con todos los respetos para Cuenca, aquello fue poco menos que una anécdota.

A mí me gustaría ver a las figuras enfrentarse entre sí, no ya en Cuenca, en Zamora o en Almería, sino en Madrid, Sevilla o Bilbao. Y con toros duros de pezuña y con trapío.

El toreo, desgraciadamente, se ha contagiado del conformismo de otros órdenes de la vida. Por una sencilla razón: no existe un sentido crítico. Nos han anulado casi por completo la capacidad de raciocinio, nos tienen anestesiados. Hay excepciones, claro, pero ahora las excepciones son mal vistas. Son los malos de la película.

Simón Casas quiere juntar a Ponce y a Tomás en Nimes. En Francia van por delante. Cómo no.



1 comentario:

El Criticón dijo...

Y,la causa fundamental,es que los aficionados que quedan caben en un microbus.

Saludos